English    Français    Deutsch    Español    Русский    עברית    العربية    Nederlands    Svenska 

El CMI insta a la comunidad internacional a "hacer todo lo posible" para un alto el fuego en el Líbano

4.08.06

 

Socorrista carga el cadáver de un niño muerto en un refugio en Qana

Un llamamiento a "hacer todo lo posible para detener los bombardeos, negociar un alto el fuego y alcanzar un amplio acuerdo de paz" ha sido dirigido ayer por el secretario general del Consejo Mundial de Iglesias (CMI), pastor Dr. Samuel Kobia, a los "líderes de la comunidad internacional, especialmente los de Estados Unidos, Israel y el Reino Unido".

 

El llamamiento del CMI pide también al gobierno de Israel que "dé garantías de que se permitirá a las organizaciones humanitarias el acceso sin restricciones a los necesitados de ayuda".

 

"Nuestros corazones claman a los líderes de la comunidad internacional", dice Kobia, quien describe la lucha actual como "una guerra de dimensiones siniestras y consecuencias incalculables" que está causando "sufrimientos inimaginables e indescriptibles al pueblo del Líbano".

 

Mientras que "una enorme tragedia sigue desplegándose en la agitada región de Oriente Medio", el mundo ve el espectáculo "perturbador y lamentable" de los líderes mundiales anunciando "con la mayor crueldad que la lucha continuará hasta que se alcancen los objetivos militares estratégicos ".

 

Lo que realmente están diciendo, sostiene Kobia, es que "podrá seguirse matando a más personas mientras ellos toman su tiempo para resolver sus diferencias políticas". Y afirma que "la fe ciega en la violencia militar para resolver las disputas y los desacuerdos está totalmente injustificada, y es ilegal e inmoral".

 

Considerando que los actuales "desproporcionados actos de violencia de inmensa magnitud no pueden tener justificación", observa que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas "ha sido paralizado por el poder y la política de las naciones dominantes, y su carta ha sido socavada".

 

El secretario general del CMI ofrece oraciones por "todos los habitantes del Líbano, así musulmanes como cristianos" y por "los habitantes de Israel que han caído víctimas de los misiles que se siguen lanzando indiscriminadamente contra sus ciudades y aldeas".

 

El CMI trabaja para organizar una delegación pastoral al Líbano, iniciativa que está en suspenso por el momento, dados los problemas de seguridad y las dificultades logísticas.

 

ENLACES EXTERNOS RELACIONADOS :
- El texto completo del llamamiento (en inglés) 
- Información adicional, disponible en la sala de prensa virtual del CMI

Comments